Enfermedades gingivales: Encías sangrantes, manzanas acusetes.

publicado a la‎(s)‎ 30 may. 2016 8:30 por Ibar Villalobos Fuenzalida   [ actualizado el 1 jun. 2016 7:03 ]
En esta nueva entrada, hablaremos sobre algo tan habitual, tan doméstico como es el sangrado e inflamación de las encías, en consecuencia a no llevar una buena higiene oral.Es harto que abarcar, así que deben poner atención para no perderse (y para no aburrirse). Pero seremos gentiles con ustedes, así que comencemos:

Enfermedades gingivales: "Ah, la gingivitis po'".

No, las enfermedades gingivales (es decir, las enfermedades que afectan a la encía) son un conjunto de enfermedades que tienen una clasificación específica según el factor etiológico de ellas. Además, el término "gingivitis" es la inflamación de la encía, por lo que casi todas las enfermedades gingivales SON (o mejor dicho, PRESENTAN) una "gingivitis".


Lo importante de estas enfermedades es que estás confinadas exclusivamente a la Encía (Parte del Periodonto de Protección - lee y sabrás de qué hablo-) y no afectan al resto de los tejidos periodontales, que le entregan el soporte al diente (hueso alveolar, ligamento periodontal - en serio, lee y sabrás- ). 

Por lo tanto, sabemos que si no afecta los tejidos de soporte, no afecta propiamente al diente (este no se va mover, no se va a caer, y no va a doler), pero la importancia de este grupo de enfermedades, no es su gravedad nula sino la impresionante prevalencia que tiene en la población: se dice que entre un 20-50% de la población presenta algún tipo de gingivitis).

Lucha de sexos, lucha de etnias, lucha de clases

Estadísticamante, los hombre son los más afectados por las enfermedades gingivales, teniendo índices de un 10% más que las mujeres, sin considerar la edad como un factor. Así mismo existe mayor tasa de incidencia en individuos de raza caucásica (That's racist! - Tranquilo, es una diferencia mínima). Adicionalmente, se ha asociado el riesgo social (bajo nivel socioeconómico) con las enfermedades gingivales, estableciéndolo como un factor de riesgo.

Conclusión: Varón caucásico de bajo nivel socioeconómico = Gingivitis.

Gingivitis: El Mal de cada día

Como dije antes, existe una clasificación gigante para las enfermedades gingivales, y lo importante es que sepas que la mayoría es de carácter inflamatorio y su principal causa es la Placa Bacteriana. Entonces, dividiremos las enfermedades en dos grupos grandes: Inducida por placa bacteriana y No inducida por Placa bacteriana.
  • Enfermedades gingivales inducidas por Placa Bacteriana
Presentación clásica, donde tenemos la placa bacteriana, que se acumula alrededor del diente. Esta placa es un factor irritante para la encía, que - muy enojada porque no se lavan los dientes- comienza a inflamarse. Esta inflamación genera los signos y síntomas clásicos de toda inflamación (aumento de volumen, enrojecimiento, dolor), además de generar sangrado espontáneo y provocado (al comer, al lavarse los dientes).

Sin embargo, esta forma de gingivitis, puede asociarse a otros factores, dándonos una clasificación específica:
    • Modificadas por factores sistémicos: endocrinos (embarazo, diabetes, pubertad, ciclo menstrual) o discracias sanguíneas (leucemia).
    • Modificadas por medicamentos
    • Modificadas por malnutrición: déficit de ácido ascórbico.
  • Enfermedades gingivales NO inducidas por Placa Bacteriana
    • Por hongos: Cándida.
    • Por bacterias específicas: Neisseria Gonorrhea, Treponema pallidum, entre otras.
    • Por virus: herpes.
    • Causa genética
    • Por Trauma: sacarse la miechica, que el dentista te rompa la encía, entre otras.
    • Por condiciones sistémicas: alergias, enfermedades mucocutáneas con manifestaciones orales (lupus, etc)
    • Reacción a cuerpos extraños
"Sanito...". En esta fotografía (de Google) se puede ver una Hiperplasia gingival, un aumento de volumen provocado por el consumo de fármacos.

¿Y si te lavas los dientes? Tratarse nunca fue tan barato.

Si existe un buen control de la higiene, estamos dados. Donde no hay placa, no hay gingivitis.
Nosotros debemos ser participantes activos en el proceso de incentivar a los paciente a tener una mejor higiene, para lograr evitar la patología. 
En caso de que el paciente tenga la enfermedad y luego se atienda con su dentista, es fundamental la instrucción de higiene para lograr resultados a largo plazo.
Finalmente, tener ojo en los pacientes que tienen factores de riesgo no asociados a placa, ya que pasan desapercibidos e interceptarlos a tiempo no es difícil.

Recuerden, velar por la salud de nuestros pacientes es responsabilidad de todos.

Con el consejo amigable, nos despedimos en esta nueva entrega del Blog de Salud Oral.
Recuerden que estamos en Facebook y nuestro correo es soceoudp@mail.udp.cl.
Siempre atento a sus comentarios, me despido.
Nos leemos en una próxima oportunidad ;).
Comments