Enfermedades periodontales o: ¿Cómo aprendí a dejar de preocuparme y se me cayeron los dientes?

publicado a la‎(s)‎ 3 jun. 2016 9:06 por Ibar Villalobos Fuenzalida   [ actualizado el 9 jun. 2016 18:20 ]
¡Buenas a todos, lectores del Blog de Salud Oral!
Hoy les traigo una columna interesantísima (sí, claro), que va de la mano con la de Enfermedades gingivales, y al igual que en la ocasión anterior, les recomiendo leer la columna sobre el Periodonto, para comprender a cabalidad los conceptos que nombraremos ;).

¿Recuerdan que dijimos que las enfermedades gingivales afectaban la encía, pero tenían la cualidad de que no afectaban el soporte del diente? Pues ahora hablaremos sobre las que sí afectan este soporte... Prepare yourselves!

Periodontitis: el hermano mayor y bully de la gingivitis

Las enfermedades periodontales son las enfermedades que afectan los tejidos periodontales (you don't say) y son consideradas afecciones infecciosas-inflamatorias, que de acuerdo al grado de compromiso puede llevar a la pérdida total de los tejidos de soporte del diente, en especial, el hueso alveolar

Considerando que la etiología de la enfermedad es principalmente infecciosa (inducida por placa bacteriana), el tratamiento se enfoca fundamentalmente en el control de la infección y reducción de la inflamación: "se mata a la perra y acaba la leva, señores".

Pero, "por qué las bacterias causan tanto daño al hueso, si están pegadas en el diente, no en la encía". Ajá! Te equivocas. Lo que no sabías, querido lector, es que entre el diente y la encía, existe un "bolsillo" (o espacio) llamado Surco gingival. Y es en este lugar, donde las bacterias se alojan y dan rienda suelta a sus procesos patogénicos. 
Como se ve en la imagen, un instrumento explorador está sondeando el Surco, que está repleto de placa. Además se observa una encía inflamada, que es consistente a la placa asociada al diente y encía.

Este surco gingival aloja siempre las bacterias dentro de él, pero cuando uno mantiene una buena higiene, es capaz de remover la placa que está dentro sin mayores dificultades - es cosa de sólo angular el cepillo para que las cerdas se metan entre el diente y la encía ;) -.

El problema real se presenta cuando las bacterias están en tu surco, pero no te importa y prefieres no lavarte los dientes de forma correctaEn estos casos, las bacterias proliferan y se apoderan de tu encía, volviendo tu pequeño surco gingival, en un Saco periodontal. Este es indicio de que tu inofensiva gingivitis mutó a una temible y voraz Periodontitis.

El saco periodontal alojará a las bacterias y les brindarará un hábitat ideal para hacer de las suyas, como ausencia de oxígeno y nutrientes para vivir felizmente. Además, estas bacterias se asocian a la raíz del diente, por lo que la placa estará pegada a ella y sacarla de ahí será complejo.
En la imagen se ve como se adosa la placa a la raíz, mientras un instrumento está intentando retirarlo.

Como dijimos, la inflamación mantenida provoca en los tejidos periodontales múltiples problemas, porque ya no afecta a la encía, sino que a todos los tejidos de soporte. Pero, ¿Cuál es el resultado?... Este:
Dientes más largos, donde se exponen los cuellos. 
Mal aliento, sangramiento e inflamación.

El principal afectado es el Hueso alveolar, que se va reabsorbiendo paulatinamente, y no se detiene hasta que se remueva el factor etiológico que produce la inflamación, es decir, la placa bacteriana (sarro, cálculo dentario, tártaro, caquita, etc). En este proceso, que toma su tiempo, ocurren muchos eventos:
  • La encía migra mientras el hueso se reabsorbe.
  • La misma migración de la encía, expone la raíz del diente, provocando problemas de hipersensibilidad. 
  • Se produce mal aliento.
  • El diente, al perder fijación, comienza a moverse. 
  • Finalmente, el hueso se reabsorbió tanto, que el diente se puede soltar y caer.
Lo interesante es que si bien esta enfermedad puede provocar la pérdida de dientes por el exceso de movilidad, no duele. A los pacientes les puede molestar un poco cuando tienen movilidad, pero en sí, es una enfermedad silente por lo que no consultan a tiempo. También, debemos destacar, que existe la posibilidad que el diente no se caiga sólo, si no que simplemente no sea rehabilitable por un dentista, y que la única solución sea extraerlo. 
Evidencia radiográfica de la reabsorción ósea. En la radiografía de la izquierda se observa un hueso sano e indemne, mientras que en la de la derecha, la reabsorción es amplia llegando casi al ápice del diente.


"A mí no me va a pasar": Prevalencia en la población

Según datos del Ministerio de Salud, existen estudios en población chilena que indican que entre los 35 y 44 años, el 93% de la población ya tiene un grado leve de pérdida de soporte óseo, mientras que a los 65 años la reabsorción ósea se vuelve severa en un 69% de la población. Además, debo contarte que si fumas, o tienes diabetes, tus probabilidades de tener la enfermedad y que se presente en forma severa, son mucho mayores, pues son los principales factores de riesgo, que tienden a modificar el pronóstico de la enfermedad y dificultan el tratamiento de la misma.
¿Se te antoja un besito?

Otras Periodontitis (¿hay más de una?)

Si te fijaste antes, en la estadística que dimos no aparecen niños ni adolescentes afectados por periodontitis. Eso es porque no es un problema de edades tempranas, aunque sí existen algunos casos especiales en individuos jóvenes: las llamadas Periodontitis agresivas. Estas periodontitis también son asociadas a placa, pero es recurrente en pacientes jóvenes (menores de 25 años), donde no hay taaaanta placa bacteriana y aún así el grado de destrucción es considerable.

Los estudios indican que en estos casos, existe un factor genético importante, incluso pueden haber problemas asociados al sistema inmune. Entonces,si ves a un paciente joven o un amigo que tenga sarrito, y que sienta que se le mueven los dientes, mándalo de inmediato al dentista, porque esta enfermedad no perdona a nadie.

Tratamiento: Con lavarse los dientes no basta.

Lamentablemente, ya es demasiado tarde para conformarse con lavar correctamente los dientes, pues la placa está pegada a la raíz del diente, y debemos sacarla. Por eso es tan importante interceptar los problemas de higiene y reforzar los hábitos con seda y colutorios :).
Finalmente, los dentistas tenemos formas manuales y con instrumental especial para efectuar esta labor, además existen algunos colutorios especiales que se usan en pacientes con placas rebeldes donde la inflamación es sostenida.Eso fue todo

Si quieres saber más sobre la periodontitis, puedes escribirnos un correo a soceoudp@mail.udp.cl o enviarnos un mensaje a nuestro Facebook.
Nos leemos en una próxima ocasión.
Saludos a todos, tengan un buen fin de semana ;)
Comments