Muhammad Ali vs la Odontología: Avulsión dentaria

publicado a la‎(s)‎ 7 jun. 2016 13:27 por Ibar Villalobos Fuenzalida   [ actualizado el 9 jun. 2016 8:59 ]
¡Buenas a toda la comunidad que nos lee!
Estamos muy contentos porque la última entrada del Blog de Salud Oral tuvo una gran aceptación por parte de ustedes, llegando a casi las 4000 visitas :)!.
Ya que en estas dos semanas de creación hemos marcado pauta, esperamos seguir creciendo y que cada vez se sumen más estudiantes y profesionales de la Salud a nuestra cruzada por integrar la Odontología al qué hacer del día a día.

El día de hoy les traigo un tópico que es recurrente en los servicios de Atención Primaria en Salud, y que más de alguno de nuestros lectores conoce por experiencia personal (incluido quién escribe)

El Manejo del Trauma Maxilofacial

Este tema es muy extenso, por lo que lo iremos desglosando de a poco para no volvernos locos (así que vamo' a calmarno').

En el capítulo de hoy, veremos parte de los traumas dentoalveolares: La Avulsión dentaria. 

Let's start!

"Combos iban, combos venían": Definición

La Avulsión dentaria es la desarticulación completa del diente desde su alvéolo (sí, el diente está articulado al hueso... recuerdas?), y se produce frente a un trauma de gran magnitud que provoca el desgarro de las fibras periodontales y el paquete vasculo-nervioso que nutre el diente (acúerdese de leer nuestra entrada El Periodonto). 

Entonces, básicamente el diente recibe una noxa tan grande que todo lo que mantenía fijo se pierde y se cae.

Valparaíso, día sábado a las 4 am, Playa Ancha. Alcohol en exceso.
Moraleja: Haga el amor y no la guerra.

¡Pega, Martín, Pega!: Prevalencia del Trauma dentoalveolar

Es difícil generar un conocimiento exacto sobre la cantidad de gente que es afectada por Traumatismo dentoalveolar, y en especial sobre Avulsión dentaria, pero sí existen factores de riesgo, que vuelven a la gente más vulnerable a sufrir un traumatismo de estas características.
  • Ser hombre: las mujeres no sufren tantos traumatismos como nosotros.
  • Beber alcohol: de por sí, te vuelve algo torpe y propenso a conductas de riesgo que no harías si estuvieras en tus cinco sentidos.
  • Violencia Interpersonal: se ha descrito que las avulsiones son en su mayoría causadas en situaciones donde se involucra la violencia.
  • Accidentes de tráfico: andar en moto sin casco es una causa importante de traumatismos dentoalveolares, al igual que los niños sin cinturón en el asiento trasero del auto. No le de oportunidad a los traumatismos, y prevenga este tipo de situaciones.
  • Caídas: en bicicleta en niños, y en adultos en la calle (ojo con las hormigas cabezonas).
Hombre borracho que maneja con ganas de pegarle a alguien = Traumatismo dentoalveolar incoming,

¿Dónde está mi diente?: Manejo de las Avulsiones
  1. Luego de ocurrido el accidente, lo primero es encontrar el diente: revisar el suelo, la boca, ropa... la cosa es ENCONTRARLO.
  2. Si tenemos la posibilidad de revisar la encía, hágalo. Puede que se haya fractura parte del tejido óseo y debe palparse cuidadosamente. Además es importante ver que no existan restos de diente que hayan penetrado el labio por el impacto, o que exista mucosa lesionada seriamente por el traumatismo. De hecho, se recomienda tomar una teleradiografía de Perfil para verificar que no existen restos de tejido dentario u óseo asociado a tejidos blandos.
  3. Encontrar el diente, si este está contaminado, tomarlo de la corona, y lavarlo con agua o suero fisiológico (sin tocar la raíz), para luego posicionarlo dentro de la boca del paciente, donde debería estar normalmente. Se ha visto que esta situación es la que mejor resultados tiene.
  4. Otra opción de urgencia es tomar el diente de la corona y guardarlo de inmediato en un recipiente con leche (ideal descremada) y trasladar a la persona a una servicio de urgencia con el recipiente con el diente antes de 60 minutos, sin embargo, el éxito está determinado por los primeros 20 minutos.
  5. Si no se puede acceder a la leche, debemos mantenerlo de inmediato en un recipiente con saliva de la persona  o en último caso dentro de la mejilla de la persona y trasladarlo a un servicio de urgencia dental. El método de la mejilla no es recomendable en niños, porque se pueden tragar el diente.
El tiempo es oro, cuando de dientes se trata

El tiempo transcurrido desde la avulsión hasta la re-implantación del diente es fundamental, ya que si reimplantamos dentro de los primeros 20 minutos luego del traumatismo, el pronóstico es favorable, y la posibilidad de que el diente se mantenga vivo, en pacientes entre 10 y 20 años es de un 60%.

Por otro lado, es fundamental mantener el diente hidratado ya que si tenemos el diente seco o si lavamos profusamente tocando la raíz del diente el pronóstico es desfavorable y no habrá posibilidad de mantener ese diente en boca.

Guaguas boxeadoras: ¿y los dientes de leche?

Los dientes de leche o deciduos no deben ser reimplantados. Si se produce la avulsión de un diente de leche debemos ir a un servicio de urgencia dental, controlar y esperar que desciende en el tiempo el diente permanente.

La Universidad de Valparaíso creó este esquema que se puede ver en alguno que otro CESFAM, donde se explica qué hacer en caso de traumatismo dentoalveolar, especificando el caso de la Avulsión. Téngalo siempre presente, porque un paciente se los puede agradecer.

Eso es todo, amigos. Les deseamos una buena semana y esperamos leernos prontamente con una nueva columna, probablemente la segunda parte de Anatomía bucodentaria para Todos.
También agradezco a Salvador Sánchez, quién colaboró activamente con esta publicación (Gracias, Salva ;) ). Además de agradecer a la Revista PDA, donde colaboran estudiantes de nuestra escuela, que nos facilitaron la labor de crear este artículo.
Recuerden dejar su feedback en nuestro Facebook o a nuestro correo soceoudp@mail.udp.cl.
Nos vemos :D


Comments